INCURVACIÓN PENEANA:

En la mente del hombre el pene debe ser recto, largo y grueso. Pequeños grados de incurvación, completamente normales, son frecuente motivo de consulta y alarma en el paciente.


Al respecto de la incurvación o torcedura peneana, se dan dos situaciones:

• Congénita o recurvatum penis.
• Adquirida, causado por la enfermedad de Peyronie.


Es importante diferenciar ambas situaciones ya que implican diferentes conductas terapéuticas.


- El recurvatum penis de grado leve o moderado, por no dificultar el coito no requieren tratamiento, mientras que la curvatura de grado severo, por dificultar el coito y por el elevado riesgo de fractura de pene debe ser corregido quirúrgicamente.


- La enfermedad de Peyronie por su parte, siempre debe ser tratada.


Para diferenciar ambas situaciones, debemos considerar:

1.- Momento de aparición:

El recurvatum penis es congénito - nace con el individuo - y el hombre lo percibe desde las primeras erecciones. El pene se tuerce armónica y homogeneamente, habitualmente hacia abajo.

En la enfermedad de Peyronie, la torcedura es adquirida - aparece luego del nacimiento y generalmente después de los 50 años. El miembro se tuerce abruptamente en un punto determinado, a veces con estrangulamiento local y el desvío es más frecuente hacia arriba.

2.- Dolor acompañante:

No existe en el recurvatum penis.

Puede acompañar o preceder a la aparición de la enfermedad de Peyronie. A veces el dolor es localizado en el nódulo, espontáneo, a la palpación o durante la erección.

3.- Disfunción Eréctil:

Habitualmente ausente en el recurvatum penis o cuando se presenta, es generalmente de origen psicológico, causada por preocupación en relación con la incurvación.

Frecuentemente presente en la enfermedad de Peyronie y de causa habitualmente mixta, orgánica (por compromiso de la musculatura lisa y demás estructuras del cuerpo cavernoso) y psicológica, similar a la anteriormente analizada para el recurvatum penis.

4.- Disminución del tamaño:

Sólo presente en la enfermedad de Peyronie. Es generalmente irreversible y propio de enfermedad evolucionada. Si bien los procedimientos quirúrgicos pueden corregir el grado de desvío y la disfunción eréctil acompañante, la pérdida de tamaño no tiene, en la actualidad, un tratamiento efectivo. Por lo que el mejor tratamiento será aquél precozmente realizado con el fin de evitar esta complicación.

Importante acortamiento del pene en erección consecutivo a enfermedad de Peyronie evolucionada.

Examen Físico - Palpación

Desviación peneana congénito - recurvatum penis:

Es la incurvación del pene en estado de erección, congénita y habitualmente con grado leve a moderado. Más frecuentemente ventral (hacia abajo). Se presenta con mayor frecuencia en miembros más bien largos, mayores de 15 cm en el estado de erección no hay elementos a destacar.


En la enfermedad de Peyronie:

Se palpa, generalmente y de forma bastante nítida un nódulo fibrótico duro, o menos frecuentemente el endurecimiento generalizado del miembro en la región superior de éste.

La enfermedad de Peyronie o induratio penis plástica, es una enfermedad inflamatoria de origen desconocido que compromete la túnica albugínea (capa de recubrimiento de las estructuras eréctiles del pene) y se caracteriza por:


• Desvío -torcedura- del pene en erección (frecuentemente hacia arriba).
• Nódulo endurecido palpable (placa fibrótica).
• Dolor durante la erección o aún fuera de ella (esta característica no es constante).

Con cierta frecuencia se aprecia en el sitio de la placa fibrótica un estrangulamiento durante la erección.


Al examen físico encontramos nódulos peneanos frecuentemente asintomáticos, lo que nos permite iniciar rápidamente tratamientos dirigidos a evitar la progresión de la placa. En nuestra casuística, el 8 % de los pacientes son portadores de nódulos peneanos (sintomáticos o no).


Si bien es una patología poco frecuente en la población general, es habitualmente detectada en los servicios de Andrología, donde debe ser exhaustivamente investigada mediante el interrogatorio y examen físico de todo paciente que consulta por cualquier motivo. Aparece generalmente en hombres, entre la cuarta y quinta década de vida, aunque puede presentarse en otros grupos.


Fue descrita en 1743 por el médico francés François de la Peyronie (1678-1747) y persiste hasta hoy sin saberse exactamente el factor causal.


Se ve frecuentemente asociada a enfermedades como: diabetes, gota, traumatismos del pene en erección producidos durante el coito, arterioesclerosis, flebitis peneana, y el uso de ciertos fármacos como los beta bloqueantes (antihipertensivos). Con cierta frecuencia, se asocia la enfermedad de Peyronie con la contractura de Dupuytren (contractura retráctil palmar y/ó plantar).

Diagnóstico:

El Diagnóstico es clínico y se realiza mediante estudios de imágenes. (Ecografía, Ecodoppler color, Radiografías, etc.).

Tratamiento:

Existen diversas opciones para el tratamiento de esta patología, según el tiempo de evolución, la sintomatología, el grado de desvío o torcedura y la eventual disfunción eréctil acompañante.

Los tratamientos clínicos están dirigidos a calmar el dolor y frenar la evolución de la enfermedad. En último caso, existen diferentes tipos de cirugías destinadas a corregir el desvío.

Consúltenos

Nombre:

Email:

Teléfono:

Consulta: