COITO DOLOROSO:

(En Mujeres de edad avanzada)

Los problemas sexuales en la mujer de edad avanzada son consecuencias, según los patólogos, de dos series de influencias diferentes: unas constitucionales (genéticas) y otras ambientales.

LOS GENES JUEGAN MALAS PASADAS

Cuando la mujer nace, ya vienen programados en sus genes los cambios biológicos y sicológicos que sufre el cuerpo cuando se llega a la madurez. Las variaciones vienen acompañadas de una sensación de calor en el pecho y órganos sexuales, que a la postre se irradia en todo el cuerpo; provocando malestar en el momento de realizar el acto sexual, sensación de falta de aire, irritabilidad, fatiga y dolores de cabeza, ansiedad y palpitaciones. Según la Doctora Maria Cristina Medina, gineco-obstetra del Instituto del Seguro Social ISS en Bogotá, en el 15% de las mujeres estos síntomas son tan intensos, que requieren tratamiento médico con hormonas para evitar el coito doloroso. Durante este período, la mujer puede sentirse triste ya que se siente motivada por el temor a perder su atractivo, su feminidad e incluso su deseo sexual.

EL PROBLEMA

Cuando la mujer está cercana a los 25 años de vida, se inicia una continua pérdida de células nerviosas que aceleran el ciclo sexual y que no pueden ser reemplazadas en la madurez. Posiblemente, sostiene Medina, éste es uno de los factores decisivos que influye en algunas mujeres maduras para que se sientan insatisfechas en el momento de consumar el acto sexual. Los órganos sexuales, naturalmente, son también víctimas de este avance inevitable hacia la madurez. A causa de ello, en la mujer se presenta a la edad de 45-50 años la irregularidad de los ciclos sexuales, ya que la ovulación no se produce en muchos casos; a esto se le llama menopausia, que significa la supresión de los ciclos sexuales y con ello el fin de la menstruación. Acorde con las estadísticas, aproximadamente la mitad de las mujeres de edad avanzada sufren de coitos dolorosos a la edad de 50 años. En un 15% esta situación de presenta entre los 55 y los 60 años. Claro que no todas las estadísticas son negativas. En el 20% de ellas, la madurez trae consigo un aumento en el deseo sexual.

Consúltenos

Nombre:

Email:

Teléfono:

Consulta: